Google, más en concreto, Google Threat Analysis Group, ha dado una serie de detalles sobre vulnerabilidades de Windows 10, dejando en una posición bastante comprometida a millones de usuarios, esta debilidad es bastante grave y todavía no habría sido corregida.

La empresa del buscador, le ha dado a Bill Gates un plazo de siete días para repararla, si eso no ocurre, seguirán lanzando detalles de la vulnerabilidad.

Esta actitud ha sido declarada por muchas influencias del sector como desleal y peligrosa, pues se está jugando con la información y privacidad de millones de usuarios del mundo por un problema que no era conocido hasta que Google lo sacó a la luz.

Este fallo de Microsoft, resumiéndolo, se trata que permite a un usuario normal escalar privilegios en el Kernel Windows para escapar de la seguridad de caja de arena (sandbox) y poder acceder a elementos críticos del sistema, con esto, podrían manipular nuestras informaciones más personales e incluso llegar a inutilizar nuestro PC. 

Windows ha respondido a Google explicándole que un error en el Kernel no se puede solucionar en 7 días y que tuviera la cortesía de intentar corregir sus propios errores y dejar a la competencia centrarse en los suyos.

Si os gusta la entrada, dad me gusta y compartid en las redes sociales.